América Latina se ha convertido en terreno fértil para las startups, donde el capital de riesgo se multiplica y las ideas innovadoras que van de la mano con la tecnología y el entorno digital se hacen negocio; por ello, en los últimos cuatro años la región ha visto nacer al menos dos docenas de unicornios, empresas que superan una valoración de al menos mil millones de dólares. 

Las cifras que ha registrado el entorno Fintech a nivel mundial son contundentes y han impulsado el surgimiento de estos unicornios, tal como lo revela CB Insights, al detallar que se ha gestado un crecimiento de inversión a nivel mundial de 31 mil 100 millones de dólares en los primeros nueve meses de 2021, de los cuales 14 mil 800 correspondieron a Latinoamérica. 

Ahora bien, en este contexto, México se posiciona con un rol protagónico, al ocupar el segundo lugar en unicornios de la región, sólo por debajo de Brasil, lo cual se acentúa dado que de las 79 startups latinoamericanas con valuación superior a los mil millones de dólares, entre el 38% y 40% pertenecen al sector Fintech. 

El surgimiento de unicornios en el país le viene bien al entorno Fintech mexicano, que desde hace algunos años daba muestras de un crecimiento importante, pero que después de la pandemia, encontró el cauce necesario para despegar, tan es así que entre 2020 y 2021 se vivió el nacimiento de tres empresas de esta naturaleza: Kavak, Bitso y Clip. 

Por tal motivo, México pinta para convertirse en un importante hub empresarial de unicornios, sobre todo por el destacado acceso a capital que se vierte desde fondos de inversión tanto locales como internacionales; así como el involucramiento de más y mejores especialistas en tecnología e innovación  

El país cuenta con varias condiciones necesarias para la conversión de startups en unicornios, así como otros factores, entre los que se encuentran las reservas de efectivo y la diversificación en subsectores; además, tenemos un contexto donde convergen el creciente uso de teléfonos inteligentes, redes inalámbricas y tarjetas de pago, que en su conjunto demandan nuevos servicios digitales. 

Finalmente, a pesar de que en la región existen varias startups que podrían convertirse en unicornios próximamente, como las mexicanas Jüsto, Albo y Credijusto, tal como lo revela el mapa “Soonicorn Club” de ALLVP Research; esto es posible gracias al trabajo y bases forjadas desde una década atrás, al coadyuvar el propio esfuerzo emprendedor, la confianza de los fondos, el impulso de las universidades y la adopción de nuevas tecnologías. 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>