Cáncer infantil, una batalla que puede librarse con Telemedicina

Cada 15 de febrero se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil, el objetivo es sensibilizar y crear conciencia sobre los desafíos que los niños y adolescentes con cáncer deben afrontar día con día, además también se busca que todos los menores tengan accesos a servicios de salud que les permita tener un diagnóstico y tratamiento correctos.

En México, anualmente se diagnostican 5 mil nuevos casos de cáncer en menores de 18 años. Los principales tipos son: leucemias con un 52%, linfomas con un 10% y tumores del sistema nervioso central con un 10%.

Para apoyar la lucha de los niños con cáncer las asociaciones civiles, familiares e instituciones de salud emplean el símbolo de un lazo dorado.

Dedicar un día especial a este padecimiento que afecta a miles de niños en México y el mundo es la oportunidad perfecta para que las instituciones de salud busquen nuevas formas de ayudar a los pacientes con cáncer y sobre todo generen estrategias para la detección temprana.

Si el cáncer es detectado en etapas tempranas y se le brinda un tratamiento adecuado la mayoría de los pacientes pueden curarse, por ello la etapa de diagnóstico es vital para salvar la vida de los menores.

Diagnóstico a tiempo

Muchos de los niños que son detectados con cáncer viven en sitios lejanos donde no cuentan con accesos a servicios de salud especializados que les permitan tener un diagnóstico a tiempo. Esto podría resolverse con la ayuda de la tecnología, en específico con la Telemedicina.

De acuerdo con Alexis Nickin, director de Hova Health, empresa especializada en el desarrollo de tecnología para la salud, la Telemedicina es la herramienta ideal para que los niños puedan tener acceso a consultas especializadas sin importar en qué parte del país se encuentren.

Que un menor pueda ser diagnosticado y monitoreado a tiempo puede salvarle la vida. En el caso del cáncer el tiempo es vital, si un niño o adolescente puede recibir un diagnóstico desde su lugar de origen se ahorrará mucho tiempo en la atención temprana, ya que si el menor tiene que viajar para recibir su tratamiento, cuando llegue al hospital ya tendrá un diagnóstico certero que permitirá a los médicos actuar de inmediato y no se perderá tiempo en el proceso de pruebas.

Alexis Nickin asegura que la Telemedicina también es de gran ayuda para el seguimiento de los pacientes. La etapa de supervivencia de un niño con cáncer es esencial para prevenir un nuevo surgimiento de la enfermedad, con ayuda de la tecnología los niños podrán estar monitoreados y saber cuál es su condición de salud y si requieren recibir atención médica pronta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *